X
RizVN Login



¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

buzon-de-sugerencias-mini

boletin-intia-mini

campus-virtual-mini

campus-virtual-mini

I Jornada sobre calidad en el tomate de industria organizada por INTIA en Cadreita

Una estrategia de riego deficitario controlado a partir del estado de crecimiento del fruto permite un incremento de la calidad del tomate, además de suponer un ahorro superior al 20% de un recurso limitado como es el agua de riego. Este es uno de los resultados del proyecto INIA, en el que ha participado INTIA, presentado en la jornada celebrada el pasado 17 de diciembre en Cadreita.

Acudieron a la cita más de setenta personas relacionadas con el cultivo del tomate: productores, técnicos y gestores de cooperativas, agroindustrias, empresas de suministros del sector, centros tecnológicos y universidades. INTIA, empresa pública adscrita al Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, organizó esta I Jornada de transferencia, subvencionada por INIA (Acción Complementaria AC2014-00042) y cofinanciada con fondos FEDER. En ella se presentaron los resultados obtenidos en el proyecto INIA “Optimización de la calidad organoléptica y funcional del tomate de industria. Selección de genotipos y técnicas de cultivo respetuosas con el medio ambiente” en el que han participado, además de INTIA, el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX) y la Universitat Jaume I de Castellón. 

Tras la inauguración de la jornada por Carlos Santamaría, director de la división ITG de INTIA, comenzó la jornada que estuvo estructurada en tres bloques: el primero la calidad como punto de reflexión en el tomate de industria, el segundo Calidad ¿genética o manejo? y el tercero La calidad: demanda del consumidor final ¿Actualidad o futuro?

Fotos JornadaTomate Cadreita 001Red
De izda. a dcha.: Inmaculada Lahoz, Carlos Santamaría y Juan Ignacio Macua

En primer lugar, Carlos Javier González, doctor del Centro de investigación en nutrición de la Universidad de Navarra, presentó una ponencia sobre los puntos clave para la calidad nutricional del tomate transformado. Habló de la importancia de una alimentación saludable en la disminución del riesgo de algunos tipos de enfermedades. El tomate, fuente de compuestos antioxidantes entre los que destaca principalmente el licopeno que es responsable de su color rojo, es un buen ejemplo de producto fundamental en este sentido en la dieta. Carlos Javier indicó que aunque existen evidencias científicas de que el consumo de tomate puede reducir el estrés oxidativo, responsable de muchas enfermedades, todavía queda mucho camino por recorrer y seguir avanzando en estudios en humanos que nos permitan concluir definitivamente estas afirmaciones.

A continuación, la exposición de los resultados del proyecto INIA corrió a cargo de los doctores ingenieros agrónomos Carlos Campillo (CICYTEX), Salvador Roselló, (Universidad Jaume I de Castellón) e Inmaculada Lahoz (INTIA). En este proyecto se ha analizado el efecto del material vegetal, el sistema de cultivo y el riego deficitario como estrategias de mejora de la calidad en tomate de industria. Se ha llevado a cabo en dos de las zonas de producción de este cultivo más importantes a nivel nacional: Extremadura (principal área productora con el 69% de la producción total) y Navarra. El efecto del genotipo y del sistema de cultivo, convencional con manejo integrado de plagas y ecológico, se ha estudiado comparando variedades “alto licopeno” con variedades usadas habitualmente por los agricultores por sus buenas características productivas. A pesar de las diferencias entre años, localidades y variedades, se ha concluido que en cultivo ecológico se observa una calidad ligeramente superior a la obtenida en cultivo convencional integrado, pero con un coste productivo muy alto. El efecto del riego se ha planteado mediante una estrategia de riego deficitario controlado a partir del estado de crecimiento del fruto, viéndose que, a pesar de las diferencias entre años y localidades, esta estrategia permite un incremento de la calidad, principalmente un mayor contenido en sólidos solubles, sin una disminución notable de la producción, en la mayoría de los casos no significativa, lo que supone un ahorro de un recurso limitado, como es el agua de riego, superior al 20%. También se ha destacado que la selección del cultivar más apropiado es de vital importancia en términos de producción y calidad del fruto, y esta selección depende en muchas ocasiones del mercado al que va dirigido el producto final.

Posteriormente, Juan Ignacio Macua, (doctor ingeniero agrónomo de INTIA) presentó los resultados de los trabajos de demostración de tomate de industria realizados por INTIA durante la campaña 2015. La finca demostrativa de INTIA en Cadreita es un referente nacional en demostración hortícola y en ella se han llevado a cabo los estudios de variedades de tomate (agrupadas en función de su destino: otros usos, pelado, all flesh-todo carne, etc.) y los de técnicas de cultivo (acolchados biodegradables, densidad de plantación, etc.). 

 Fotos JornadaTomate Cadreita 011Red
De izda. a dcha. Rosaura Abad (RIBEREGA), Jesús Arrondo (IAN), Eduardo Luri (GELAGRI) y Pedro Gumiel (GUMENDI)

Para finalizar la jornada, se celebró una mesa redonda en la que participaron los principales representantes del sector: GELAGRI (Eduardo Luri), IAN (Jesús Arrondo), RIBEREGA (Rosaura Abad) y GUMENDI (Pedro Gumiel) que se encargaron de dar su visión del mercado de este producto en sus diferentes formatos: tomate para congelado, tomate triturado, tomate para pelado entero y producción ecológica respectivamente.

 

Proyecto INIA

Proyecto INIA RTA2011-00062-C04-00 “Optimización de la calidad organoléptica y funcional del tomate de industria. Selección de genotipos y técnicas de cultivo respetuosas con el medio ambiente”

 

 

Viernes, 18 de diciembre de 2015 

 

Socios de INTIA