X
RizVN Login



¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
free templates joomla

ASBENA

 Asociación de Criadores de Betizu de Navarra– ASBENA

Presidente: Mª Pilar Perurena Goizueta
Secretario Técnico: Jesús Miguel Reta Azcona.
                                      Dirección Postal: C/ Ainziburu s/nº-31170 IZA
                                      Telf.: 948 55 64 03 / 669 88 88 97
                                       Fax: 948 55 63 97
                                       e-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Noticias

28/5/19: Propuesta de modificación de estatutos de la Junta de Gobierno de ASBENA para el cumplimiento de la legislación vigente:

Estatutos vigentes

Nuevos Estatutos propuestos

Historia: Antecedentes

La raza Betizu es una de las razas europeas bovinas más singulares tanto desde el punto de vista genético como por su condición de población asilvestrada. Los recursos genéticos animales constituyen un patrimonio de inestimable valor para la humanidad, y la pérdida de diversidad genética merma nuestra capacidad para mantener y mejorar la producción y la productividad pecuarias, y la agricultura sostenible, así como reduce la aptitud para hacer frente a nuevas condiciones ambientales. No es cuestión por tanto señalar las innumerables razones por las que la raza Betizu debe conservarse.

Todo ello, ha llevado al reconocimiento de la raza como raza de protección especial a nivel estatal (Real Decreto 1682/1997 de 7 de noviembre) y como raza autóctona en situación de "raza en peligro de extinción", merecedora por tanto de protección especial, en Navarra (ORDEN FORAL de 26 de mayo de 2003) junto a las razas equinas Burguete y Jaca Navarra, y la raza de lidia Casta Navarra. Estas tres últimas razas disponen de asociaciones de ganaderos gestoras de sus respectivos Registros Genealógicos (ASCANA, Asociación de Criadores de Ganado Equino Burguete de Navarra, Orden Foral de 26 de abril de 1999; JACANA, Asociación de Criadores de Raza equino Jaca Navarra, Orden Foral de 11 de julio de 2001; ACASNA, Asociación de Ganaderos de Casta Navarra, ORDEN FORAL de 28 de abril de 2003). En el año 1997, se estableció el estándar racial con propuestas de la Comunidad Foral de Navarra, la Comunidad Autónoma Vasca e Iparralde, estándar que se recoge en la reglamentación reguladora de la conservación, recuperación y perfeccionamiento de la raza bovina Betizu, dentro del ejercicio de la competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma del País Vasco (ORDEN de 16 de marzo de 1999, BOPV nº 60). En dicha comunidad sí existen dos asociaciones de criadores de raza Betizu (GITEBEL, en Gipúzcoa, y BITEBEL, en Vizcaya) que engloban a diferentes razas autóctonas.

Por instancia general de 22 de junio de 2007, y una vez publicada la Orden Foral 179/2007, de 4 de junio, por la que se reconoce el estándar racial de la raza bovina Betizu y se aprueba la reglamentación específica del Libro Genealógico, la Asociación de Criadores de Betizu de Navarra (ASBENA), se solicitó al Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, le fuera reconocida la gestión del libro genealógico de la Raza Betizu.

La definición de sus principales objetivos fueron los siguientes:

        * Velar por la pureza y selección de la raza bovina Betizu, promoviendo su expansión.
        * Interesar la creación del Libro Genealógico  y colaborar en su posterior gestión y desarrollo.
        * Desarrollar los medios conducentes a una elevación del nivel de productividad y de la rentabilidad de las explotaciones asociadas.

Así, en Navarra se controlan los animales por parte del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente de la Comunidad Foral de Navarra con identificación individual a través de Simogan y existen ayudas concretas al mantenimiento y fomento de la raza (ORDEN FORAL de 11 de septiembre de 2000) y a la adquisición de sementales (ORDEN FORAL  de 10 de noviembre de 2003). Por otra parte, en 1975 el Gobierno de Navarra impulsó el mantenimiento de una población de Betizus en una finca de su propiedad (finca de Sastoya) ubicada en Urraul Alto, población que fue cedida, y de la que es actualmente titular, al Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias, INTIA.

Desde el punto de vista social, durante los últimos años está habiendo un gran interés por recuperar y aumentar el número de animales de raza Betizu. Prueba de ello es el interés y la discusión que existe en la búsqueda de posibles utilizaciones de la raza, tanto como productora cárnica, como aprovechadora de terrenos marginales para su limpieza a modo de protección contra incendios o como productora de cabestros para el manejo de ganado bravo. También cabe destacar que en 1993 se creó una Asociación de Amigos de la Betizu que entre otros objetivos se interesó en el mantenimiento de la raza en estado silvestre.

En definitiva, la asociación ayudará en todo momento a dar un impulso a la conservación de la Betizu en Navarra, proporcionando métodos de trabajo y herramientas imprescindibles para trabajar con las peculiaridades de esta raza, mejorando la gestión reproductiva de sus animales y asegurando la posibilidad de futuras actuaciones de reproducción asistida.

Por destacar los principales fines de la “Asociación de Criadores de Raza Betizu de Navarra” ASBENA, enumeramos los siguientes:

1.- Velar por la pureza y selección de la raza bovina Betizu, promoviendo su expansión.

2.- Gestionar el Libro Genealógico y de Comprobación de Rendimientos y colaborar en su posterior difusión.

3.- Desarrollar los medios de manejo necesarios que conduzcan a una elevación del nivel de productividad y de la rentabilidad de las explotaciones asociadas.

4.- Ostentar la representación de los asociados en sus relaciones con la Administración y  con toda clase de entidades y organizaciones.

5.- Representar a sus asociados en cuantas gestiones se relacionan con los fines de la Asociación.

6.- Defender los legítimos intereses profesionales de los asociados.

7.- Canalizar la venta de ejemplares selectos.

8.- Patrocinar una constante labor informativa y de formación profesional de sus asociados.

9.- Publicar anualmente un catálogo de ganaderías asociadas.

10.- Cualquier otra actividad relacionada con ganado vacuno acordada en la Junta General de la Asociación.