X
RizVN Login



¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

buzon-de-sugerencias-mini

boletin-intia-mini

campus-virtual-mini

campus-virtual-mini

Las escuelas infantiles de Pamplona cambian a un modelo de alimentación sostenible y de proximidad

 INTIA ha llevado a cabo la asistencia técnica para la elaboración de un modelo de trabajo que permitiera mejorar la calidad y la sostenibilidad del servicio de alimentación que ofrecía el Ayuntamiento de Pamplona en las escuelas infantiles.

 Plato pochas RED

El Organismo Autónomo de Escuelas Infantiles Municipales va a iniciar la licitación de un contrato para el suministro de productos alimenticios con criterios de proximidad, calidad y sostenibilidad. Este nuevo contrato busca adquirir directamente a los productores y productoras alimentos ecológicos, de temporada, locales y producidos con sistemas sostenibles. El contrato suma 356.174,98 euros anuales y cubre los menús de las diez escuelas infantiles municipales que ofrecen jornada completa y el almuerzo de la escuela infantil José María Huarte, que no dispone de comedor por ser de media jornada. En total, se beneficiarán de esta medida 927 escolares. Si se les suman las 113 personas que trabajan en las escuelas, el número de comensales que, diariamente, atenderá este contrato será de en torno a 1.000.

Las escuelas infantiles municipales llevan trabajando más de dos años en este proyecto. A raíz de la adhesión en 2016 al Pacto de Política Alimentaria Urbana, conocido como Pacto de Milán, el Ayuntamiento de Pamplona puso en marcha el proyecto ‘Hemengoak – De aquí’, bajo el que se engloban diferentes actuaciones y estrategias relacionadas con un sistema de alimentación más sostenible.

Dentro de ese proyecto se contrató la asistencia técnica de INTIA S.A. para la elaboración de un modelo de trabajo que permitiera mejorar la calidad y la sostenibilidad del servicio de alimentación que ofrecía el Ayuntamiento en las escuelas infantiles. Entre otros objetivos se analizó la situación de partida de los comedores y se diseñó un plan experimental en las escuelas Hello Buztintxuri y Donibane. El análisis concluyó que la evolución de los menús hacia preparaciones muy sencillas con muy pocos condimentos consigue que la calidad de la materia prima se convierta en primordial.

A la vista de los resultados, el Ayuntamiento de Pamplona se marcó como objetivo, en el marco de sus políticas alimentarias y de sostenibilidad, el hecho de tener un sistema de alimentación sostenible basada en productos ecológicos, frescos, de cercanía, temporalidad y directamente adquirido a los productores y productoras. Para conseguirlo, se pone en marcha ahora este contrato que se licitará en 13 lotes: 12 de suministro de diferentes alimentos y un lote de gestión y logística, de manera que los alimentos puedan llegar directamente a las cocinas a través de canales cortos de comercialización.

Para la valoración de las ofertas, se han desarrollado diferentes criterios técnicos con objeto de primar la calidad del producto. Por ejemplo, si el producto posee Denominación de Origen Protegida (DOP) o Indicación Geográfica Protegida (IGP) o si procede de razas autóctonas o equivalentes; si el producto procede de agricultura o ganadería ecológica acreditada; o si procede de una variedad tradicional. También se valorará la reducción de las emisiones de CO2 en el transporte de los productos, el canal directo de comercialización (no hay intermediario) o el canal corto (hasta un intermediario), entre otros aspectos.

Miércoles, 13 de febrero