Pasar al contenido principal
x
NataliaBellostas

Entrevista a Natalia Bellostas, directora-gerente de INTIA

miércoles 29 de abril de 2020.- A pesar de la situación de excepcionalidad en INTIA continuamos trabajando para que  nuestro sector pueda seguir ofreciendo el mejor servicio a la sociedad. ¿Cómo está viviendo INTIA la crisis generada por el coronavirus?

Hemos reaccionado lo más rápido que hemos podido desde el principio, facilitando el teletrabajo en la medida en que nos iban autorizando desde Gobierno y permitiendo así que la persona que quisiera trabajara desde casa o combinara teletrabajo con trabajo presencial (en campo u oficina).

El RD 29 marzo consideró las actividades profesionales de apoyo al sector agroalimentario como actividad esencial, por lo que todas las áreas de la Empresa continuaron con la actividad, si bien, y por responsabilidad, decidimos limitar los desplazamientos al mínimo imprescindible. Esto está suponiendo un mayor uso de herramientas digitales para algunos de los trabajos que realizamos, por ejemplo el asesoramiento o el control y certificación. El resto seguimos trabajando desde casa, adaptándonos a la situación y compaginándola con el cuidado de mayores o txikis. Desde aquí, me gustaría aprovechar para agradecer a todos y todas las trabajadoras su compromiso con la Empresa y con la continuidad de nuestro servicio al sector desde esta situación excepcional.
  
El cierre de la hostelería y los cambios de hábitos de consumo debido a la crisis del coronavirus han provocado que algunos productos como el cordero experimenten una enorme pérdida de ventas, ¿qué soluciones se están planteando?

Desde el inicio de la crisis vimos ya desde dentro de INTIA que algunos productos estaban sufriendo mucho más que otros, y en el primer Consejo Agrario que tuvimos con todos los agentes del sector, la especial situación del cordero quedó patente. El problema del ovino de carne es que la crisis del coronavirus se añade a la crisis estructural que venía arrastrando el sector los últimos años, por lo que las soluciones son complicadas. Desde que se detectó el problema, desde Gobierno de Navarra y con la colaboración de INTIA, se ha trabajado tanto para diseñar medidas de apoyo como para impulsar las ventas a través de la promoción o los contactos con grandes superficies. Las medidas de apoyo a nivel regional se van a combinar con las estatales y europeas para tratar de dar una respuesta complementaria de alivio al sector, ya que se trata de un problema generalizado. 

Esta crisis está haciendo que la población se conciencie sobre la importancia de la alimentación y la necesidad de apoyar a los agricultores mediante el consumo de producto local, ¿cómo se aborda este tema desde INTIA? 

La crisis está poniendo encima de la mesa que el suministro alimentario a toda la población es crítico, de hecho, se ha considerado uno de los servicios esenciales. Esto hace pensar en el riesgo que supone la descentralización de la producción de alimentos desde el punto de vista de la seguridad alimentaria en términos de cantidad, pero también de sanidad y calidad. 

Esta crisis está cambiando la percepción de la población en cuanto a su relación con los alimentos y con las personas que los producen, y va a resultar en cambios importantes en la relación entre consumidores y productores. Los consumidores son cada vez más conscientes de qué comen y de dónde viene lo que comen y ellos son los que marcan el camino, de hecho, se está notando una mayor demanda del producto local, tanto en circuito corto como en la gran distribución. Desde INTIA tenemos un papel fundamental, que será clave en esta “nueva normalidad”, dando apoyo y asesoramiento en toda la cadena alimentaria, desde la producción hasta la comercialización. Además, nuestro personal tiene el conocimiento y la experiencia para adaptarnos a los cambios que vienen en el corto plazo (Pacto Verde Europeo, nueva Política Agraria Común, etc.) que conducirán al sector a adoptar medidas para una producción agraria más sostenible desde el punto de vista ambiental, pero también económico y social. 

En una crisis como esta, en la que hay que reaccionar con inmediatez ¿hasta qué punto es importante la inversión que se hace en experimentación e I+D?

En estos momentos en que estamos todos trabajando para dar la solución inmediata, es cuando nos damos cuenta de la fortaleza que supone el haber mantenido y nutrido la experimentación e I+D en los últimos años. Gracias a los resultados que tenemos de la experimentación e I+D así como a la red de ensayos y la estación de avisos, somos capaces de reaccionar con rapidez y seguir emitiendo avisos de plagas y enfermedades, seguir haciendo recomendaciones de manera ágil a agricultores y ganaderos y permitir que el sector siga trabajando con normalidad a pesar de la excepcionalidad de la situación. Además, los contactos a nivel Europeo que hemos ido haciendo con los proyectos de I+D nos han permitido estar al tanto de lo que se hacía en otras regiones y países. El conocimiento que tenemos en INTIA es excepcional y eso nos permite seguir trabajando con normalidad. 

¿Qué podemos aprender de la situación que nos está tocando vivir?

Varias cosas. Por ejemplo, que algunas de nuestras tareas, requieren de contacto personal, pero que se pueden complementar de manera muy enriquecedora por las herramientas digitales. También que hemos confirmado que la ciencia es fundamental y que hay que financiarla y apoyarla desde lo público. Es fundamental la investigación y el llegar a soluciones para problemas futuros. Y la tercera es que deberíamos aprender la lección y ser capaces de reaccionar con esta contundencia y responsabilidad a la otra crisis que estamos viviendo, que es el cambio climático. 

¿Cuáles son los puntos fuertes de INTIA que se están viendo en esta crisis?

Nuestros principales puntos fuertes son el equipo humano con el que contamos y nuestro compromiso con el sector, cuya confianza se está demostrando ahora más que nunca. A pesar de las dificultades, nuestros técnicos y técnicas siguen al pie del cañón, demostrando su enorme calidad profesional y humana.
 

Quiero asociarme a INTIA

Los servicios están adaptados a cada tipología de explotación.

Las personas socias de INTIA reciben gratuitamente la revista Navarra Agraria, los Boletines Informativos de Agricultura y Ganadería, el Boletín electrónico de Noticias y se benefician de importantes descuentos en las tarifas de otros servicios como formación, publicaciones, gestión de proyectos, gestión y contabilidad, etc.